Para hablar de las plantas medicinales chinas, de sus fórmulas y su eficacia, contamos con Irene Bielsa Huguet.

Es graduada en Medicina Tradicional China, hizo sus prácticas en el Yunnan Provincial Hospital of Traditional Chinese Medicine de Kunming, está formada como terapeuta de Shiatsu y es monitora de Qi Gong. Actualmente, la podéis encontrar en el Instituto Meridians, desarrollando su labor como terapeuta de Medicina China.

Es toda una especialista en estos temas y ha querido escribir un artículo en Mente Sensible para informar de las bondades de este tipo de medicina alternativa:

Fórmulas de plantas chinas medicinales, una herramienta muy eficaz de la medicina china que cada vez utilizamos más en Occidente

Mis inicios como terapeuta fueron a través del shiatsu, cuya base de medicina china me llevó a formarme en esta materia unos años más tarde. Con el shiatsu aprendí a poner en contacto al paciente con su cuerpo y sus emociones y así ofrecerle la oportunidad de mejorar. Con el amplio espectro de técnicas que aprendí con la medicina china (acupuntura y moxibustión, alimentación energética, masaje Tui Na y el tratamiento con formulación de plantas chinas) me sentí con más herramientas para posibilitar esa mejora.

plantas medicinales chinas

En los años que llevo aplicando los conocimientos de fitoterapia china en los tratamientos de medicina china, los resultados se han visto mejorados tanto en rapidez como en eficacia. Ahora sí, es importante que el paciente se involucre en su proceso de salud y no acuda al terapeuta dejando todo ese trabajo en sus manos. Paciente y terapeuta deben trabajar conjuntamente, uno con sus conocimientos, el otro con la responsabilidad sobre su proceso. El cambio de hábitos o el darse cuenta de qué situaciones estamos viviendo y que repercuten negativamente en nosotros no es tarea fácil, pero a la larga aportará un conocimiento para el paciente que revertirá en un mayor bienestar.

En la tradición de la Medicina China, las fórmulas de plantas medicinales son una opción terapéutica de primer orden para tratar todo tipo de afecciones. Todavía bastante desconocidas en Occidente, dónde la acupuntura está mas extendida, la farmacopea china se está introduciendo con fuerza gracias a la formación de calidad que ya es posible obtener en algunos centros, a la par que cada vez hay más empresas en Occidente que comercializan este tipo de productos con la garantía y estándares de calidad requeridos en nuestro país. De esta manera se convierten en un producto de total confianza y mucha utilidad para una gran variedad de trastornos, ya sean de tipo digestivo, de dolor, ginecológicos o para regular estados emocionales, por mencionar algunos.

Un poco de historia…

Pero empecemos hablando de su origen, ya que el primer tratado de recopilación de plantas terapéuticas data del 2.700 a.c. El “Tratado del Divino Labrador” recopila y describe ya 365 sustancias que más tarde, importantes médicos de distintas dinastías como son Hua Tuo, Zhang Zhong Jing, Sun Si Miao o Li Shi Zhen utilizarán para elaborar fórmulas o conjuntos de plantas destinadas a restablecer la salud de los emperadores.

El conocimiento de las combinaciones de dichas plantas, fruto de la experiencia clínica a través de los siglos, será a su vez recopilado permitiendo ajustar las prescripciones a las necesidades de cada paciente.

plantas medicinales chinas

La evolución de la farmacopea china ha llegado hasta la actualidad, siendo usada con total asiduidad en los hospitales de China y avalada en aportaciones del rango de una premio nobel de medicina 2015, Tu Youyou, la cual proviene en su formación de la Medicina tradicional China y del profundo conocimiento de su farmacopea.

¿Cómo funcionan las fórmulas con plantas medicinales chinas?

plantas medicinales chinas Pero volvamos a las fórmulas o prescripciones y sus principios de combinación. Una fórmula es un conjunto armónico formado por diferentes plantas con distintas funciones, de potencialización o inhibición de algunas de sus propiedades, y dónde cada una de ellas posee un rango determinado. Así podemos hablar de la planta “emperadora”, que es la que ejerce la función principal dentro del grupo y por tanto se encuentra en mayor cantidad. Después encontramos a las plantas “ministros” cuya función es potenciar las propiedades de la planta emperadora. A continuación las plantas “asistentes” moderan y refuerzan la función de sus predecesoras. Por último encontramos a las plantas “embajadoras”, la función de las cuales es dar un tropismo o dirección a una zona concreta del organismo, a la vez que armonizan la fórmula. Por ejemplo la planta “Hong Hua” dirige la función hacia los ojos.

El conocimiento de las funciones de cada planta dentro del conjunto de la fórmula es lo que permite al terapeuta adecuar la prescripción a la condición particular del paciente, basándose en los principios de la medicina tradicional china que define distintos patrones de desequilibrio. Estos patrones hacen referencia a la teoría del equilibrio entre yin-yang en el organismo, de la sangre y la energía, a la teoría de los cinco elementos asociados a los órganos y vísceras y a sus meridianos. Estas teorías, de tradición taoista, nacen de la observación de los ciclos de la naturaleza aplicados a la actividad fisiológica de nuestro organismo.

Enfoque terapéutico: tratamiento de la rama y tratamiento de la raíz

Nos referimos al tratamiento de la rama cuando la fórmula de plantas escogida se dirige a mitigar la sintomatología que muestra el paciente en el momento que acude a consulta. Es importante aliviar desde un principio, pero es aún más importante, revertir el patrón de base causante de dicha sintomatología. Con esto nos referimos al tratamiento de la raíz, lo que implica un tratamiento más profundo pero mas duradero que conlleva una estrategia terapéutica determinada.

Clasificación de las fórmulas con plantas medicinales chinas

Para hacernos una idea general, las fórmulas se dividen en varios grupos según su mecanismo de acción. Pueden ir dirigidas a tratar el desequilibrio de los órganos internos, el exceso o la deficiencia de las substancias fundamentales como son la energía, sangre, yin, yang y la esencia, o trastornos relacionados con las energías climáticas externas.

Preparación y suministración

plantas medicinales chinas La decocción es la forma más común de suministración en China, ya que forma parte de su cultura y no les supone mayor problema. Las decocciones son un proceso laborioso, ya que no se trata de una simple tisana como se suele presuponer, sino de hervir una cantidad importante de planta seca durante unos cuarenta minutos, que nos puede durar para dos días y con un sabor muy intenso y poco agradable. En Occidente se opta por una solución más práctica que es la toma de cápsulas de concentrado de planta, por la comodidad que ofrece aunque su acción sea un poco más lenta.

Recomendaciones para el uso de plantas medicinales chinas

El uso de combinaciones de plantas es una herramienta muy eficaz para revertir muchos trastornos, por este motivo es importante remarcar que su uso sólo puede ser a través de la recomendación de un profesional de la medicina china, ya que cada prescripción se ajusta a las características individuales de cada usuario. No podemos olvidar que la Medicina China no establece estándares, sino que se basa en el tratamiento personalizado. La definición de una enfermedad en Occidente no se corresponde a un modelo único en la medicina china, sino que es desgranada en diferentes patrones de distinto origen, lo que quiere decir, por poner un ejemplo, que hay diferentes maneras de tratar una gastritis, fibromialgia o insomnio, ya que las causas que lo producen son diversas.

Por otro lado, la cantidad de fórmula a tomar viene dada por las características propias del usuario, su peso y su estado energético, sea éste de plenitud o de deficiencia.

Establecer un ciclo de sesiones con un terapeuta profesional en medicina china

La primera sesión con el profesional de la medicina china es muy importante, ya que a través de un estudio de los hábitos del paciente y de la observación de su pulso y lengua, se establecerá el plan terapéutico a seguir. En un principio se pautará un ciclo de sesiones semanales en las que se revisará y se harán posibles ajustes del tratamiento. Las sesiones de seguimiento, de una hora de duración, constan de: acupuntura, valoración del tratamiento con plantas y alimentación. Una vez se observen mejoras, las sesiones se irán espaciando. Es importante saber que cuanto más tiempo haga que una dolencia está establecida, más tiempo llevará observar los cambios. Por el contrario, los trastornos de aparición reciente son más rápidos de revertir.

Es importante remarcar el cambio que se va a producir en el estado general del usuario, en un mayor bienestar y calidad de vida, así como en un mejor conocimiento de sí mismo, sabiendo distinguir entre lo que le favorece y lo que no.

plantas medicinales chinas

Para concluir, el tratamiento con plantas chinas, además de con acupuntura y alimentación energética que ofrece el terapeuta de medicina china, es un plus a tener en cuenta por la potencia y eficacia en los resultados terapéuticos que se obtienen.

Autor: Irene Bielsa Huguet

Fuentes:  

Dan Bensky, Randall Barolet (1990). Chinese Herbal Medicine: Formulas and Strategies. Eastland Press. Seattle.

Eric Marié (1991). Grand Formulaire de Pharmacopea Chinoise. Editions Paracelse. 1991. Vitré.

Philippe Sionneau, Bob Flaws, and Bernard Cote (1997) Dui Yao: The Art of Combining Chinese Medicinals. Paperback.